El Entenamiento en Power Plate® Potencia la Recuperación de una Reconstrucción del ACL.


Conclusiones de Estudio:


  1. El grupo de entrenamiento en Power Plate no experimentó atrofia muscular o debilidad después de la cirugía, mientras que el grupo control sufrió atrofia muscular, debilidad y una disminución de la coordinación.
  2. Doce semanas después de la cirugía, el grupo de entrenamiento en estuvo más satisfecho con los resultados de la cirugía; los participantes estaban más fuertes y se sintieron mejor.
  3. El grupo de entrenamiento en Power Plate reportó menos dolor que el grupo control.
  4. La evidencia de investigación sugiere que el entrenamiento en Power Plate® -realizado en la Power Plate “classic”- es un recurso significativo para pacientes que desean potenciar su recuperación y recuperar la fuerza para poder retornar a las actividades diarias del trabajo y deporte.

  5. Introducción:

    Debilidad y atrofia en los músculos del cuadriceps es un común desafío para los pacientes que se recuperan de una reconstrucción del ligamento cruzado anterior. El objetivo de este estudio fue examinar los efectos de Power Plate® en el proceso de curación. Este estudio se basó en resultados de investigaciones publicadas previamente e investiga la hipótesis de que el entrenamiento en Power Plate® genera un incremento de la co-activación del músculo extensor y flexor de las extremidades inferiores, causando efectos positivos en la estabilización, fuerza y circulación.

    Método:


    Dieciséis sujetos fueron divididos en dos grupos. Ninguna contraindicación para el entrenamiento pro vibración fue considerada. El grupo de entrenamiento en Power Plate utilizó una máquina Power Plate combinada con fisioterapia convencional. El grupo control usó solamente fisioterapia convencional, 2-3 veces por semana, incluyendo sentadillas y estocadas.

    El grupo de entrenamiento en Power Plate realizaron 2 sesiones semanales de 10 minutos cada una durante 10 semanas, comenzando la tercera semana después de la cirugía, además de realizar fisioterapia convencional. Utilizaron Power Plate para precalentar con masajes para los cuádriceps y los posteriores, luego realizaron sentadillas y estocadas, siguiendo con estiramientos de posteriores.

    Medidas de la circunsferencia de la pierna (10 cm y 20 cm arriba de la rodilla, 15 cm debajo de la rodilla) fueron tomadas antes de la cirugía, y después de la cirugía a las 6 y 12 semanas (see fig. 2). Los resultados objetivos de las medidas musculares fueron suplementados por datos subjetivos evaluando la percepción del dolor y el bienestar utilizando un cuestionario.

    Results:


    El grupo de entrenamiento en Power Plate mantuvo el tamaño y la fuerza de la musculature de la pierna mientras que el grupo control sufrió de atrofia y pérdida de fuerza. (see fig. 1).

    Figure 1
    Figure 2a Figure 2b Figure 2c

    Circunferencia


    Fig. 2 demuestra el mantenimiento del tamaño y fuerza muscular para el grupo de entrenamiento en Power Plate. Los participantes del grupo control experimentaron una atrofia muscular en el grupo del cuádriceps, y no fueron capaces de recuperar la fuerza en todos los músculos 12 semanas después de la cirugía. El grupo de vibración corporal total no experimentó atrofia ni pérdida de fuerza.

    Cuestionario


    Muchas preguntas fueron realizadas antes y después de la cirugía y los programas de rehabilitación acerca de la reducción del dolor y la mejora general del bienestar (see fig. 3). Las respuestas claramente indicaron que el grupo de entrenamiento en Power Plate experimentaron menos dolor y mejoraron a un ritmo más alto que el grupo control.

    Figure 3

    La recuperación de una ruptura de ACL generalmente genera una atrofia del muslo y del gemelo como una disfunción de la rodilla en términos de coordinación, movilidad y estabilidad. El entrenamiento en Power Plate® generó un incremento en la circunferencia del músculo, retención de la fuerza, recuperación de la coordinación, movilidad y flexibilidad. Esta evidencia sugiere que la terapia de entrenamiento en Power Plate, realizada en una máquina Power Plate, después de una cirugía ayuda a estabilizar las articulaciones y prevenir más trauma. Esto povee un recurso significativo para los pacientes que desean recuperarse más rápidamente de un ACL o cirugía de articulación para recuperar más rápidamente las actividades de la vida, el trabajo y el deporte.