El Entrenamiento en Power Plate® es Útil Después de una Reconstrucción del Ligamento Anterior Cruzado. (ACL)


Conclusiones del estudio:


La mejora en la estabilidad postura en el grupo de entrenamiento en Power Plate®, realizado en una Power Plate® Next Generation (2004),fue significativa mayor que los del grupo del entrenamiento convencional. Hubo una significativa mejora en todos los tests de reposición de la rodilla en el grupo de entrenamiento de Power Plate® en ambas rodillas, excepto en una condición. El tema con el que los pacientes tuvieron más problemas después de una reconstrucción de ACL es la disminución de la estabilidad antero-posterior. El grupo de Power Plate® mostró una mayor mejora en la estabilidad antero-posterior, hacienda que los investigadores concluyan que el entrenamiento en Power Plate® pueda ser una herramienta útil para acelerar la rehabilitación después de una reconstrucción del ACL.

La propiocepción es la percepción consciente del limbo de la posición en el espacio. Hay muchos propioceptores (receptores nerviosos sensitivos) localizados en el ligamento cruzado anterior (ACL). Las lesiones del ACL reducen la capacidad propioceptiva y la estabilidad postural. El objetivo de este estudio fue comparar los efectos de un programa de entrenamiento en Power Plate® y de los tratamientos convencionales de propiocepción y estabilidad postural en sujetos con reconstrucción de ACL.

Un total de 20 atletas masculinos que pasaron por una cirugía de reconstrucción de ACL participaron en este estudio. Los participantes fueron separados aleatoriamente en el grupo de Power Plate ® (10 sujetos) o en el grupo de terapia convencional (10 sujetos).Ambos grupos participaron en 12 sesiones de entrenamiento durante un mes (3 veces por semana). El grupo Power Plate ® realizó ejercicios de Entrenamiento por Aceleración (vea fig 2+3), el grupo de terapia convencional realizó ejercicios de fuerza (abductores de cadera, abductores, flexores, extensores, prensa de piernas, sentadillas y flexiones de piernas). Ambos grupos realizaron un programa progresivo.

Figure 1 Figure 2

Resultados:


Ambos grupos realizaron test antes y después de la intervención. Los sujetos realizaron test de estabilidad postural (con ojos abiertos y cerrados) y un test de reposición de la articulación de la rodilla. Estos son test estándar, utilizados para medir el control postural y el balance. Las mejoras encontradas fueron significativamente mayores en el grupo Power Plate®que en el grupo de terapia convencional.

La mayoría de los pacientes sufren de inestabilidad antero-posterior después de una reconstrucción del ACL. El grupo Power Plate ® mostró una mejora 22 veces más grande en la estabilidad antero-posterior que con el grupo convencional (fig. 1). Esto significa que el entrenamiento en Power Plate ® puede ser una contribución valorable en la rehabilitación de la estabilidad antero-posterior, que es muy importante para la recuperación del paciente.

Relevancia Social


Con el entrenamiento en Power Plate®, mejores resultados fueron obtenidos en un mucho más corto plazo de tiempo (24 min. vs ±60 min) lo que potencia mucho el compromise y asegura que los sujetos disfruten más de la sesión

Figure 3

Este estudio mostró que el entrenamiento en Power Plate® resultó en una mayor mejora en la estabilidad de la articulación, y el balance que el entrenamiento de fuerza convencional. El entrenamiento en Power Plate® también tiene la ventaja de tiempo de entrenamiento más corto. Esto debería ser considerado como una herramienta útil para agregar a la rehabilitación después de reconstrucciones de ACL.