Los Efectos del Entrenamiento Power Plate® en la Prevención de Caídas en la Tercera Edad


Conclusiones del estudio:

El presente estudio, realizado en una Power Plate ® Next Generation (2004),muestra que 1 año de entrenamiento en Power Plate® en personas de la tercera edad resultó en una reducción de la frecuencia de caídas y mejoró la respuesta a las rotaciones de la superficie.

El objetivo del estudio fue medir el efecto del entrenamiento en Power Plate® en el control postura y la prevención de caídas en la tercera edad. Power Plate genera vibraciones que activan los receptores sensitivos del cuerpo, provocando contracciones musculares reflejas en las piernas y el tronco (reflejo tónico de vibración). Como ambos caminos sensitivo y motor son estimulados fuertemente durante el entrenamiento en Power Plate ®, se ha realizado una hipótesis que 12 meses de entrenamiento debería resultar en una mejora en el control postural.

Un total de 220 individuos de la tercera edad saludables de entre 60 y 80 años participaron en este estudio. El grupo de Power Plate realizó ejercicios estáticos y dinámicos (figura 1) en Power Plate ® por un período de 47 semanas, 3 veces por semana. La carga de entrenamiento se incrementó gradualmente por el principio de sobrecarga. La duración de las sesiones de entrenamiento de Power Plate ® fueron como máximo de 40 minutos, incluyendo entrada en calor y cool down. El grupo de fitness consistió en ejercicios cardiovasculares, resistencia, balance y flexibilidad y duraron aproximadamente 1,5 horas.

Figure 1

El grupo control no participó de ningún entrenamiento durante este período y se les solicitó que no cambiaran su estilo de vida. El control postural fue evaluado antes, después de 6 y después de 12 meses. Utilizando diferentes test con plataformas móviles, disturbios de visión y movimientos del entorno de visión.

Resultados:


Este es el primer estudio aleatorio controlado investigando control. Los resultados sugieren que el entrenamiento en Power Plate® puede contribuir a mejoras en ciertos aspectos del control postural en individuos en hogares de ancianos de más de 60 años de edad.
Algunos de los test no mostraron resultados o solo en la mayoría de las condiciones desafiantes (see figura 2). Es posible que algunos test no desafiaran lo suficiente a personas de la tercera edad saludables para detectar efectos del entrenamiento en desbalance postural con voluntarios saludables sin problemas de balance.
. La respuesta a las rotaciones mejoró en puntas de pie y talones apoyados. En la situación de puntas de pie el puntaje de energía de desbalance (SES) no fue diferente entre los tres grupos mientras que fueron diferentes en la situación de talones apoyados, con una significativa mejora en el grupo Power Plate® entre pre y 6 meses y pre y 12 meses. El SES de los grupos control y fitness no mostraron cambios significativos durante el tiempo (figura 3).

Figure 2 & 3

Discusión y conclusiones:


Después de un año de entrenamiento en Power Plate ®la frecuencia de caídas se redujo en una plataforma de movimiento en la condición más desafiante. También la respuesta a las superficies de rotación mejoró. Los efectos positivos del entrenamiento de Power Plate ®en la fuerza muscular observados en estudios previos, su tiempo corto de entrenamiento y las tendencias alentadoras observadas en este estudio, soportan el uso de Power plate ® por individuos de la tercera edad para mantenerse en buena forma, saludable y prevenir las caídas. Esto sugiere que el entrenamiento en Power Plate® – que reduce las caídas y los riesgos de las lesiones de las caída, roturas de hueso u otros problemas físicos – resulta un mejor control postural anticipatorio.

Como el presente estudio muestra que el entrenamiento en Power Plate®en mujeres de la tercera edad resultó en una mejora (anticipando) del control postural, y previos estudios han mostrado un incremento de la fuerza y la potencia, El entrenamiento en Power Plate® parece ser una herramienta útil en el entrenamiento de prevención de caídas en poblaciones de ancianos.