El Entrenamiento en Power Plate®Mejora el Rendimiento en Sprint


Conclusiones del Estudio:

El periodo de entrenamiento de vibración corporal total de 6 semanas
- fueron realizados en una Power Plate® “Classic”
- produjo cambios significativos en carrera de velocidad cinemática y el rendimiento de fuerza explosiva.

Introducción


El rendimiento en Sprint está determinado por la habilidad para alcanzar la máxima velocidad de carrera lo más rápido posible, alcanzando la velocidad de carrera mayor y manteniendo esta velocidad por el tiempo requerido de la distancia. A través de mejorar específicamente la cinemática como el largo del paso, el ritmo de pasos y la velocidad de carrera, como así también incrementar la fuerza explosiva, el rendimiento del sprint puede ser mejorado. Estas cinemáticas pueden ser entrenadas a través de mejorar la excitabilidad óptima de las neuronas motoras y la rápida impulso de reclutamiento de fibras.

Estudios previos sugieren que el entrenamiento por vibración corporal total causan cambian la longitud muscular que estimulan los receptores, más comúnmente los husos musculares, generando un “reflejo de vibración tónico”. Este reflejo juego un rol en realizar movimientos más eficientes. Adicionalmente, hay indicaciones que el umbral de reclutamiento de las unidades motoras durante la vibración es menor, comparado con contracciones voluntarias. Esto significa que sus músculos se contraerán con un estímulo menor, resultando en reacciones más rápidas. Como el entrenamiento por vibración corporal total también ha sido reportado como que mejora el rápido impulso de reclutamiento, se ha hipotetizado que el entrenamiento por vibración corporal total podría resultar en un incremento significativo en la cinemática de la carrera de velocidad (sprint) y la fuerza explosiva/rendimiento de saltos en atletas sin experiencia.

Method


Veinticuatro voluntarios fueron separados aleatoriamente en dos grupos. Un gripo realizó un programa de entrenamiento de 6 semanas en Power Plate® ; el grupo control no realizó ningún tipo de entrenamiento. El grupo de entrenamiento realizó una entrada en calor seguida por una sesión en una Power Plate® por 16 a 36 minutos, tres veces por semana. Ellos realizaron 4 ejercicios estáticos (sentadillas, sentadillas anchas, sentadilla en una pierna para ambas piernas, (figura 1). Por las primeras semanas, todos los ejercicios fueron realizados a 30Hz low y una aceleración de 2,28g. Durante el curso de su entrenamiento, el programa fue intensificado de acuerdo al principio de sobrecarga:

Figure 1 Figure 2 chart

Resultados y conclusiones


Puede argumentarse que un incremento en el largo del paso puede producir más velocidad. Sin embargo, si el largo del paso aumenta pero la fuerza muscular se mantiene constante, el ritmo de pasos disminuye. Por lo que producir un menor ritmo de pasos deberías perder la ganancia obtenida por el aumento en el largo del paso. Los resultados de este estudio indican que la ganancia en el largo del paso fueron mayores que el decrecimiento en el ritmo de pasos (5.6% vs. -3.9 %), por lo que el efecto neto fue una mejora en la velocidad de la carrera. (figure 2).

El entrenamiento por vibración corporal total por un período de 6 semanas produjo cambios positivos significativos en las características cinemáticas de la carrera de velocidad y la fuerza explosiva en velocistas sin experiencia, más comúnmente debido a las mejoradas contracciones musculares que este provoca. El grupo de vibración corporal total mostró mejoras en todos los parámetros que fueron medidos: tiempo de carrera, velocidad de carrera, largo del paso, el ritmo de pasos y el contra movimiento de salto. La resistencia a la fuerza explosiva mejoró un 7.8 % (figura 2).

El rendimiento del Sprint fue potenciado, con un efecto neto de mejora en la velocidad de carrera y la disminución del intervalo de tiempo en 60 metros. Altura de salto y resistencia de la fuerza explosiva también mejoraron en el grupo que utilizó Power Plate®

En general, la conclusión de los investigadores es que la vibración corporal total estimula los receptores sensitivos y el camino aferente, guiando a un uso más eficiente del reflejo de estiramiento. Esto permite para un entrenamiento específico un impulso rápido de las fibras, contribuyendo significativamente a movimientos de alta velocidad. En la vida diaria, mejorar estas cualidades permitirá que las personas incrementen su eficiencia de los movimientos y a prevenir lesiones.